fotografos-sevilla-lele-pastor-preboda-centro-sevilla-novios-modernos-232.gif
 

Buscábamos algo diferente. Alguien que evitase la fórmula que parecen usar el 95% de los fotógrafos de boda del mundo. Esa que hace que los álbumes parezcan perfectos calcos unos de otros. 
Queríamos captar el momento, el detalle -un abrazo imprevisto, una caricia, una sonrisa-, y evitar las situaciones forzadas que enfrían el instante. Lele sabe llevarte a su terreno y deja que la pareja se encuentre y se olvide de la lente que les persigue. El resultado son unas fotos tan espectaculares y rebosantes de amor que te dan ganas de volver a casarte. Esto unido a un trato excepcional -profesional y personal-  nos garantiza que tomamos la mejor opción posible al contratarle.

fotografos-sevilla-lele-pastor-preboda-centro-sevilla-novios-modernos-23.gif

Encontrar a Lele fue como encontrar agua en el desierto. Buscábamos un/a fotógrafo/a que se adecuara a nuestro estilo. Como grandes amantes de la fotografía, queríamos alguien que realmente supiese reflejar nuestra boda con algo más que imágenes y Lele no solo resultó darnos lo que pedíamos, sino incluso más. Su dedicación, su ojo artístico, su simpatía, su comprensión... No podemos más que recomendarla una y mil veces. Además de una grandísima profesional, es una grandísima persona y ya la hemos bautizado como nuestra fotógrafa de cabecera para toda la vida.

 
fotografos-sevilla-lele-pastor-preboda-centro-sevilla-novios-modernos-235.gif
 

Desde siempre tuve claro que si algún día me casaba sería junto al mar. El primer día que hablé con Victor se lo conté, por si quería salir corriendo estaba a tiempo. Pero no, hace algo más de un año estábamos buscando quien nos pudiera hacer las fotos más espontáneas, bonitas y sinceras que pudiéramos permitirnos el día de nuestra boda. Y entonces vimos las fotos de Jose y Alicia y lo tuvimos claro desde el principio, no nos hizo falta buscar más. Ambos coincidimos que el día más feliz de nuestra vida fue el día de nuestra boda y el segundo, el día que vimos las fotos, porque volvimos a revivirlo todo. Lele transmite con sus fotos alegría, felicidad, momentos bonitos, sonrisas, miradas cómplices, amor, pone sus ojos a través de la cámara allí donde no llegan los tuyos y te traslada a cada momento para que lo vuelvas a vivir. Si a eso le sumas que es un amor de persona y es de esas que te alegra tener cerca, tienes delante a la fotógrafa perfecta. Lele volveríamos a contar contigo siempre.